…Y sigue el bochorno

Opinión de María José Navarro, publicada en elperiodic.com – 28/05/2018

Recuerdo cuando se iniciaron las obras de Terra Mítica… Por aquellos días ya éramos unas cuantas las personas que opinábamos y denunciábamos los movimientos extraños de los personajes que nos gobernaban, recibiendo a cambio respuestas como aquella de “sois unas radicales”, “es que no queréis que València esté bonita”, “todo es envidia”, “en cualquier caso, qué más da si se quedan algo… todos lo hacen…”, y cosas de ese estilo, en un intento de, por un lado, quitar importancia a lo que estábamos denunciando, y por otro, desprestigiar a todas las personas que se dedicaran a la política, con aquello de que todas son iguales…

Mucho ha llovido desde entonces, y el tiempo, que pone a cada cual en su lugar, nos ha ido dando la razón… muy lentamente, eso sí, pero al final, cada cerdo va teniendo su San Martín propio, y aquellas que llevamos tantos años diciendo que lo que pasaba aquí es que nos gobernaba una panda de mangantes y corruptos, vamos teniendo la satisfacción de verlos caer en su propio lodazal…

El último ha sido Zaplana, ese que, según cuenta la leyenda, entró en política para enriquecerse, cosa que consiguió y, por lo visto, no gracias al sudor de su frente, sino a pelotazos, malversaciones y fraudes varios…

Vergüenza y bochorno ajeno siento. Vergüenza por formar parte de esta sociedad ciega, que ha posibilitado que esta gentuza sin escrúpulos nos haya gobernado durante tantos años con mayorías absolutas… Bochorno al escuchar a nuestro presidente del gobierno decir que esta trama podrida y corrompida son solo casos aislados, de los que él nada sabía, cuando tiene a una gran parte de sus colegas en prisión o encausados por todos los casos abiertos contra ellos… Vergüenza por Rajoy y su cohorte, que hace mucho, mucho tiempo ya, deberían haber presentado la dimisión, con la cabeza gacha y pidiendo disculpas por tantas mierdas que tapar. Bochorno por esos “Ciudadanos” (siempre en masculino y español) que se posicionan, ahora sí y luego también, bajo el árbol que más sombra carcelaria está dando, por tener en sus filas tantos ladrones y delincuentes de guante blanco, tal vez a la espera que en algún momento diera algunos frutos políticos de los que poder beneficiarse, cual buitre ante la carroña, quién sabe…

En estos momentos de vergüenza y bochorno, no puedo alegrarme por lo que está pasando, pues al final todas salimos perjudicadas moral, económica y mentalmente, pero me voy a permitir un “ya os lo decíamos…” o un “veis cómo no eran solo unos trajes…” o, tal vez, un “…y ahora qué?” , pues nuestro país, ese que sigue gobernado por un Partido Podrido, tardará años en recuperarse de tanto escarnio…

http://www.elperiodic.com/opinion/picos-pardos/6520_sigue-bochorno.html

 

Etiquetes:

 

Sobre l'autor