Sí al tramo Zaragoza – Teruel – València

Por la cohesión social:

Corredor Cantábrico- Mediterráneo una infraestructura necesaria y justa

 

De forma aparentemente inexplicable, Europa no ha incluido el tramo Zaragoza-Teruel-Valencia del proyecto Corredor Cantábrico-Mediterráneo dentro del Nuevo Reglamento CEF (Mecanismo Conectar Europa)  de la RED TRANSEUROPEA DE TRANSPORTE para el periodo 2021-2027 lo que determina las condiciones para obtener financiación europea posterior.

 

Era una de las principales apuestas del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes (PEIT) para configurar un eje transversal de primera magnitud que modifique la geometría tradicionalmente radial de la red existente.

El Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) fue aprobado por el Consejo de Ministros de 15 de julio de 2005 por el Ministerio de Fomento de España. Proyectaba actuaciones en infraestructuras y transportes desde el año 2005 al 2020, con una inversión total de 241 392 millones de euros, lo que suponía un esfuerzo inversor de unos 15.200 M€ al año, en torno al 1,5% del PIB.

Desde la aprobación del PEIT se desarrolló un profundo análisis del corredor, estudiando las características que debía tener la futura línea ferroviaria. Así, se planificó un corredor que permite incrementar notablemente las velocidades de recorrido para conseguir tiempos de viaje competitivos y que además podría albergar el tráfico de mercancías, todo ello compaginado con la minimización del impacto en el medio ambiente de las actuaciones. Esta infraestructura perteneciente a la red básica de la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T), fue presentada el 4 de noviembre de 2009 en Zaragoza por el ministro de Fomento, José Blanco

El objetivo final era ganarle terreno a otros modos de transporte, como la carretera o el avión, mucho más contaminantes y dependientes del consumo de combustibles fósiles. Se trataba, en suma, de planificar un sistema de transporte más sostenible y eficiente.

Sin embargo, la responsabilidad no es sólo europea, la falta de contundencia del Gobierno anterior que cedió a presiones políticas y económicas no haciendo hincapié enérgicamente en la prioridad de este corredor que se había justificado sobradamente en 2005, que conectaría mediante una línea de altas prestaciones y tráfico mixto el corredor Mediterráneo con el corredor Cantábrico desde Cantabria  a Sagunto por Zaragoza y Teruel con características que permitirían el tráfico de mercancías sin las restricciones que tiene la línea actual y no olvidemos que el corredor tiene un importante potencial para este tipo de tráfico debido a la elevada presencia industrial y de seis puertos de importancia internacional (Valencia, Sagunto, Castellón, Bilbao, Pasajes y Santander).

Por otro lado, no sólo tiene interés industrial y comercial sino que es un elemento básico de cohesión social de la sociedad española, se trata de una infraestructura  no radial que realmente establecería igualdad de oportunidades para la ciudadanía de cinco comunidades autónomas  Cantabria, País Vasco, Navarra, Aragón y la Comunidad Valenciana. Siendo una evidente oportunidad para la provincia de Teruel en claro riesgo de exclusión y despoblación.

Facilitar el transporte ferroviario a las personas supone intercambios personales, familiares, culturales, científicos, universitarios,… ¿por qué no se atiende esta demanda? ¿por qué no ayudar a las  capacidades potenciales  de estas comunidades autónomas sin necesariamente pasar por los centros actuales de poder? ¿por qué no competir en igualdad de condiciones con otras comunidades autónomas?

El actual Gobierno se ha mostrado favorable a presentar alegaciones en el debate parlamentario europeo en el sentido de retomar e introducir el corredor Cantábrico-Mediterráneo en su versión completa (Cantábrico-Zaragoza- Teruel-Sagunto-Valencia). Es por tanto, el momento de mostrar nuestra determinación para que esta rectificación se lleve a cabo uniendo a las instituciones, entidades empresariales y sindicales, vecinales y ciudadanas en defensa de un proyecto tan importante como la conexión ferroviaria desde la Comunidad Valenciana al Cantábrico y al norte de Europa. Es indispensable para nuestras comunidades vertebrarse en torno a una conexión ferroviaria fuerte, que abra posibilidades de distribución inéditas hacia los mercados europeos.

Nos dirigimos al Gobierno de España para resaltar la importancia que tiene para la ciudadanía este proyecto, para que sea apoyado con la energía y con la confianza de que es un infraestructura necesaria y justa.

Y finalmente, nos dirigimos al Parlamento Europeo y a las  autoridades europeas para que se rectifique y se incorpore el corredor Cantábrico- Mediterráneo completo y a la vez tenga la financiación que requiere el conjunto del proyecto.

Por la cohesión social:

Corredor Cantábrico- Mediterráneo una infraestructura necesaria y justa

 

Etiquetes:

 

Sobre l'autor