Por la dignidad e independencia del Movimiento vecinal

La Confederación de Asociaciones Vecinales de la Comunidad Valenciana (CAVE-COVA) ha celebrado, el sábado 26 de octubre de 2019, la reivindicación “Por la dignidad e independencia del movimiento vecinal” basado en el apoyo de entidades como Intersindical, CCOO, AVACU o Unió de Consumidores; y en la exposición de la crítica situación económica actual de la entidad vecinal por la “nefasta política de subvenciones que merece rectificaciones”.

La junta directiva de CAVE-COVA, arropada también por la presencia de diferentes federaciones vecinales de la Comunidad y también de Amposta -por la reivindicación conjunta de la gratuidad de la AP7- ha expuesto las actividades y movilizaciones que actualmente se están llevando a cabo para mostrar la variedad de proyectos e iniciativas sociales, “todas ellas para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía”.

La tesorera de la entidad, Rafaela Azmezcúa, ha manifestado la necesidad de las ayudas públicas para mantener el tejido asociativo, mientras que el vicepresidente, Manuel Lubary ha denunciado que “estamos como hace 20 años cuando recibíamos cero euros de las administraciones”.

Sobre este punto, el presidente, Juan Antonio Caballero, ha calificado de insuficiente el sistema de financiación colaborativa por parte de las administraciones públicas “donde el proyecto es lo más importante sin atender a las necesidades de mantenimiento. Sería impensable que los sindicatos recibiesen subvenciones por proyectos de huelga, pues lo mismo para las asociaciones vecinales, donde además de proyectos, nuestra actividad se basa en reivindicaciones sociales para la ciudadanía”. Asimismo, ha evidenciado que “si somos los interlocutores básicos de participación y transformación social, competimos con asociaciones de toda índole por la financiación” en referencia directa a la Conselleria de Participación. “Tenemos la esperanza de que el nuevo equipo de la Conselleria esté abierto a discutir el caso del Movimiento Vecinal como algo particular y diferente a otras entidades” ha asegurado el Juan Antonio Caballero.

Además, “desde la perspectiva de CAVE-COVA el actual sistema no fomenta el asociacionismo, al menos el vecinal, nuestra organización necesita recursos directos y estables para poder planificar la coordinación del movimiento vecinal en Castellón, Valencia y Alicante, de la misma forma que otras organizaciones sociales, como consumidores, sindicatos, organizaciones profesionales o empresariales, entre otras. No se fomenta la participación estable a medio y largo plazo con proyectos subvencionables anuales”.

“Estamos bien considerados en las estructuras consultivas y participativas. Hemos sido capaces de despertar a la sociedad valenciana respecto al Corredor Cantábrico-Mediterráneo, hemos contribuido decisivamente en los cambios estratégicos que se proponen en la Atención Primaria, trabajamos contra la violencia de género, por el lenguaje inclusivo, estamos en varios Consejos Participativos, (de Participación, CEVEX, de Seguridad, de Medio Ambiente)… estos son unos cuantos ejemplos de que nuestra entidad no solo trabaja por proyectos, nuestras necesidades de desarrollo en toda la Comunidad incluyen gran cantidad de reuniones de tipo organizativo y estructural de norte a sur, desde Vinaròs a Orihuela, que no pueden estar sujetas al “pinto pinto gorgorito” de una ayuda anual” ha explicitado Caballero.

CAVECOVA se presenta como un cauce de participación ciudadana democrático y estructurado que se ocupa de forma transversal de asuntos variados que preocupan a la ciudadanía, desde la sanidad a la educación, desde la movilidad al ocio, desde el urbanismo a la libertad de expresión, desde el consumo al feminismo, desde las infraestructuras al medio ambiente,… Todo enmarcado en tres ideas esenciales indisolublemente unidas: avanzar en la cohesión social en un marco de desarrollo sostenible y de participación

Etiquetes:

 

Sobre l'autor