El movimiento vecinal reclama cohesión social

Más de una decena de resoluciones concluyen los análisis de las diferentes ponencias del encuentro vecinal de ámbito estatal celebrado este fin de semana en Valencia, en torno a la igualdad, el estado del bienestar estar, el urbanismo de la ciudades y la autonomía municipal y las organizaciones vecinales.

 Desde el cambio de denominación de las asociaciones utilizando lenguaje inclusivo hasta la demanda de un sistema impositivo justo y progresivo, resoluciones que afectan a la propia organización pero sin olvidar el carácter reivindicativo que durante sus cincuenta años de historia ha sido el sello personal del movimiento que ahora, invita a cambiar la nomenclatura de “vecinos” por “vecinal”.

A lo largo del fin de semana se ha avanzado en la definición del modelo de la organización CEAV (Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales) a través de la fijación de un objetivo: la cohesión social en todas sus vertientes, según ha resumido el presidente de la entidad, Juan Antonio Caballero. Y para ello se trabajará en torno a la igualdad, a la economía circular y al desarrollo sostenible con requerimientos a las diferentes administraciones: la denuncia de las políticas legisladas en materia presupuestaria, la petición de recuperación para los ayuntamientos de la concesión de las hidroeléctricas, la reivindicación de una red ferroviaria que afronte los retos actuales, la adaptación de políticas activas contra la despoblación y el mantenimiento de los servicios públicos y privados en estas zonas, la revalorización de las pensiones y el reclamo de un papel activo de los ayuntamientos con nuevas competencias más cercanas a la ciudadanía.

En este último aspecto, se contará con la complicidad de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), con quien se ha acordado colaborar en los proyectos incluidos en la hoja de ruta vecinal.

Las ponencias de clausura, se centraron en la definición de las ciudades y su urbanismo, con un análisis de geografía urbana en la que se alertó de la problemática del mercado de las viviendas de alquiler en un futuro cercano con el encarecimiento de los arrendamientos, el tratamiento urbanístico de los centros históricos, los procesos de gentrificación y de turistificación, y las dificultades derivadas del ocio nocturno y el monocultivo hostelero. Desde el movimiento vecinal se trabajará de forma coordinada estas cuestiones con acciones conjuntas con el Sindicato de inquilinos y con la exigencia de una normativa estatal que regule los apartamentos turísticos.

En la sesión de clausura también participaron el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valencia, Vicent Manuel Sarrià y la concejala de Parques y Jardines, María Pilar Soriano y el Secretario General de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Juan Ávila.

En la asamblea también se ha celebrado el 50 aniversario del nacimiento del movimiento vecinal con el reconocimiento a la trayectoria y a los logros conseguidos por el tejido social organizado alrededor a las asociaciones vecinales, en que convicciones como cohesión social, democracia, bienestar social, igualdad, participación, transparencia, colaboración y sostenibilidad han marcado las líneas a seguir en el proceso de adaptación a las entidades que pretenden ser las más representativas de la ciudadanía.

 

 

Etiquetes:

 

Sobre l'autor