Discotecas abiertas hasta las 7.30, Los espectáculos de carácter extraordinario estarán más controlados por la Administración

El decreto de horarios de espectáculos, actividades recreativas y establecimientos púbicos para el año 2013 fijados por la Conselleria de Gobernación y Justicia apuesta por un mayor control adminisrativo de los espectáculos de carácter extraordinario y mantiene la apertura de las discotecas y salas de fiesta y baile desde las cinco de la tarde hasta las 7,30 de la mañana.
Los siguientes en la clasificación de los transnochadores serán los bingos que ampliarán su horario habitual, de 12 horas entre las 10.00-3.00h, en los meses de julio, agosto y septiembre y los viernes, sábados y vísperas de festivos. Los salones de banquetes echarán el cierre a las 3.30h, al igual que los cafés-teatro, cafes-concierto, cafés-cantante, pubs, karaokes y salas de exhibiciones especiales. Los restaurantes, cafeterías, cibercafés y bares funcionarán de 6.00 a1.30h, mientras que si se ubican dentro de tiendas abrirán de 8.00 a 3.00h.
El horario de las terrazas situadas en la vía pública también dependerá del de los establecimientos a los que estén vinculadas, así como de lo que estipulen los ayuntamientos. Éstos mantienen su potestad habitual para incrementar una hora los horarios generales en época estival, fijada entre el 14 de junio y el 30 de septiembre de 2013, y en las fiestas patronales o locales que incluyan ferias, exposiciones o actuaciones puntuales. El día de Nochevieja se mantendrá la prolongación de 90 minutos, como en años anteriores.
Los establecimientos ubicados en la zona marítimo-terrestre dedicados a la hostelería y la restauración abrirán de 10.00 a 3.00h, hasta las 3.30h si tienen licencia de salón de banquete, y los locales anexos a otros de tamaño mayor como puertos, aeropuertos, estaciones de servicio y de autobuses, tendrán el mismo horario que éstos, salvo los cibercafés.
Por otra parte, aunque la mayoría de espectáculos públicos abran entre 15 y 30 minutos antes de comenzar, en el caso de espectáculos públicos o actividades recreativas en recintos o lugares abiertos al público la antelación dependerá del aforo y será de dos horas cuando oscile entre las 15.000 y las 35.000 personas, de tres, si acoge entre 35.000 y 75.000 personas y de cuatro, si excede esta última cantidad.
Además, si se trata de un espectáculo extraordinario o excepcional, el adelanto se incrementará en una hora en cada uno de los casos comentados. Entre éstos, los espectáculos que no supongan un incremento del riesgo terminarán como máximo a la hora indicada según el tipo de actividad y de recinto dónde se realice y si tienen riesgo se atendrán al horario determinado por el órgano que los autorice.
En el caso de las actividades al aire libre, se reducirá a dos días el plazo de audiencia para revocar el horario de éstas y ajustarlas a las necesidades consideradas comoreales por el propietario. Si se exceden los límites de sonido permitidos por la normativa de Protección contra la Contaminación Acústica, la Direccón General de Seguridad y Protección Ciudadana podrá revocar la autorización si lo considera pertinente.

 

Sobre l'autor