23/09/2015 / CAVE COVA / ALICANTE / – Vecinos del Barranco de las Ovejas, de Alicante, contra vertidos de aguas fecales y graneles

BUROCRATAS

 

Nuestra asociación se reúne con el Tripartito (PSOE, Guanyar Alacant y Compromis). Denunciamos los vertidos de fecales en el barranco de las Ovejas y pedimos que se retomen las licencias ambientales de los graneles y que se establezcan las medidas correctivas que marca la ley. También se habló de policía, limpieza, dotaciones del barrio y un largo etcétera de 2 horas 30 minutos de reunión. El alcalde, pasada una hora de reunión, se ausentó por asamblea de su partido. Artículo del diario Información del día 22 de Septiembre de 2015.
http://www.avvgranviasur.com/index.php/noticias-e-informacion-del-barrio/247-vecinos-del-barranco-de-las-ovejas-contra-vertidos-de-aguas-fecales-y-graneles-22-de-septiembre-de-2015

Información.es

22 de Septiembre de 2015

La asociación Gran Vía Sur Puerto reclama al tripartito que se retomen las licencias ambientales de los graneles y se establezcan medidas correctoras

  1. HERNÁNDEZ

Vertidos ilegales de aguas fecales en el cauce del Barranco de las Ovejas. Es lo que denuncia la asociación de vecinos Gran Vía Sur Puerto, que expuso ayer esta queja a los miembros del tripartito y técnicos con los que se reunió, entre ellos el alcalde, Gabriel Echávarri, quien se tuvo que marchar a la asamblea del PSOE en el transcurso del encuentro, y Natxo Bellido, de Compromís.                   

«Pensamos que existen esos vertidos e intentaremos demostrarlo cuando haya tormentas. Queremos que el barranco (cuyas obras acabaron recientemente) sea un aula medioambiental pero los vertidos a través de los aliviaderos y los objetos que tira la gente van a convertirlo en una cloaca», afirmó Manuel Alcón, representante de la asociación de vecinos.

Preocupados por la cuestión medioambiental, los vecinos pidieron al gobierno local que se retomen las licencias ambientales de los graneles del Puerto que archivó la exalcaldesa Sonia Castedo para que se puedan establecer medidas correctoras a través de tolvas. Otro asunto que se abordó fue el de los malos olores que, según denuncian, genera la depuradora, lo que les obliga a cerrar las ventanas por la noche incluso en verano debido a los malos olores.

Otra reclamación que expusieron al gobierno local fue la necesidad de más policía, y el establecimiento de multas a las personas que sigan sin recoger los excrementos de sus mascotas después de ser advertidos. A ello, ayudaría la instalación de pipicanes, dijeron. También quieren dos cámaras en el cauce para evitar saltos y otra en el parque Joan Fuster contra los robos, y lonas que protejan del sol los juegos infantiles en verano. Además, se quejan del mal funcionamiento del registro municipal.

 

Sobre l'autor