22/07/2015 / CAVE COVA / CASTELLÓN / – Los riesgos de la gestión de residuos cerámicos en atomizadores: más de 3.700.000 toneladas anuales en la provincia de Castellón.

unnamed (2)
Después de revisar las autorizaciones  de la empresas de atomizado en nuestra provincia, hemos podido saber que están autorizadas a gestionar más de 3.700.000 toneladas de residuos, principalmente procedentes de la industria cerámica, de los cuales la gran mayoría son  lodos acuosos que contienen residuos de preparación de mezclas cerámicas antes de cocción, partículas y polvo, lodos y tortas de filtración del tratamientos de gases, residuos de la preparación de mezclas después del proceso de cocción, otros  residuos sólidos del tratamiento de gases, residuos del vidriado, lodos del tratamiento in situ de efluentes (Tortas de pulido).
Una primera analítica  de toxicidad en el año 2001, pretende justificar su gestión en el proceso de producción de la barbotina en los atomizadores, aunque no se conocen analíticas posteriores detalladas de la composición química de las mismas. Si tenemos en cuenta las diferentes concentraciones de las suspensiones acuosas y lodos liquados,  resulta al menos inquietante, sobre todo porque los atomizadores no disponen de sistemas de depuración eficaces. Los abatidores de vía húmeda instalados en estos atomizadores no son las mejores técnicas disponibles, teniendo en cuenta los elevadísimos volúmenes de emisión, de una media de 70.000 Nm3/h,   de la que una parte de los elementos tóxicos de las aguas residuales se evaporan al aire que respiramos, pues se han detectado metales pesados y otros elementos tóxicos en la composición de las emisiones de atomizadores, además de las partículas 
Del total de estos residuos, hasta 1.500.000 toneladas/año, o sea, el 41%, se gestionan en los atomizadores ubicados en el término municipal de l´Alcora, lo que supone una alta concentración, si sumamos las emisiones atmosféricas que producen, (hasta unos 1.500.000 Nm3/hora),  a las condiciones morfológicas del valle donde se ubica el municipio. Si, además, tenemos en cuenta que en Onda se gestionan otras 850.000 toneladas (y se emiten unos 800.000 Nm3/hora), podemos decir que en estos dos municipios se gestionan el 64% del total  de residuos en atomizadores en la provincia de Castellón, convirtiendo el aire de  Alcora y también Onda en el vertedero aéreo del sector azulejero que después, gracias al viento, se esparce por toda la provincia.
Si el proyecto de la incineradora  de Reyval supone una amenaza muy importante  para la comarca, la gestión de residuos en atomizadores sin filtros de mangas supone una agresión real, histórica y directa a la calidad del aire, algo que se podría haber evitado si se hubieran instalado esos filtros de mangas desde el 2001, problemas de contaminación que se deben resolver ahora, antes del 31 de octubre, obligando a instalar esos filtros de mangas en los atomizadores, pues ese día, finaliza la moratoria concedida por la Conselleria para reducir las emisiones atmosféricas por debajo de los 30 mg/Nm3, equiparándolas con las del sector de fritas, algo indispensable  para conseguir que las partículas que ahora escapan a los abatidores de vía húmeda, sean retenidos por los filtros de  mangas, para disminuir así el problema de contaminación que vemos y sufrimos todos los días. La reutilización de las aguas residuales del sector cerámico es una buena solución, pero con tratamiento previo y evitando  las emisiones de partículas con los filtros de mangas.
PLATAFORMA CIUTADANA NO  A LA CONTAMINACIO
 

Sobre l'autor