17-06-2012 Condenan a Gandia a pagar 13.000 euros por el ruido de un casal

S. S. GANDIA El Ayuntamiento de Gandia ha sido condenado a indemnizar con 13.000 euros, más los intereses generados desde el año 2008, a dos vecinos de la playa de Gandia que demandaron al consistorio por su inactividad al no hacer nada para impedir el ruido que generaba el casal de la falla Sant Nicolau Mosquit.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJ) ha desestimado el recurso que interpuso el anterior Gobierno local de Gandia contra la sentencia dictada por un juzgado de Valencia que daba la razón a los dos demandantes. Según ha avalado el TSJ, los vecinos denunciaron durante cinco años y reiteradamente el exceso de ruido que tenían que soportar en el interior de sus viviendas procedente del casal fallero, que no tenía licencia de apertura. Pese a eso, el ayuntamiento no lo clausuró.
También sigue en trámite la querella que se presentó contra el entonces concejal de Medio Ambiente, Joan Francesc Peris, que fue quien autorizó la apertura del casal. Los demandantes consideran que Peris cometió dos delitos de prevaricación, uno omisivo y otro activo.

 

Sobre l'autor