12/12/2014/ CAVE COVA / LA DGCA no acepta ninguna de las propuestas de la Plataforma para un mayor control de las catas a realizar por Reyval en el vertedero del Regatell.

LA  DGCA no acepta ninguna de las propuestas de la Plataforma para un mayor control  de las catas a realizar por Reyval en el vertedero del Regatell.

 

Después  de que la Plataforma presentara una serie de propuestas para un mayor control de  la administración pública en la realización de las catas y de la posible  contaminación de las aguas subterráneas y superficiales por los vertidos en el  vertedero del Regatell, gestionado por Reyval Ambient, la Dirección General de  Calidad Ambiental dice que  los piezómetros para el control de las aguas  subterráneas es competencia de la Confederación Hidrográfica del Júcar, por  tanto no se pronuncia, a pesar de que entra dentro de su competencia la  autorización para la realización de los piezómetros y catas en el vertedero de  Reyval en el Regatell.

 

En  relación con la modificación de los puntos para la realización de las catas  tampoco considera las modificaciones propuestas diciendo que “no se aporta  ninguna justificación para el cambio de ubicación de los sondeos en las celdas  de inertes y de inertizados, es por ello que no se considera oportunos los  cambios propuestos”. En relación con esto la Plataforma justificaba asi   las ubicaciones propuestas: “Existen una gran cantidad de videos y  fotografías de los vertidos realizados en octubre, noviembre y diciembre de  2012, en los que se puede, aunque de una manera aproximada, ubicar la posición  de los mismos, así como determinar los que fueron trasladados a otra ubicación,  especialmente los videos y fotografías de los dias18 y 19 de octubre y los del  día 21 de noviembre, documentación grafica ya aportada a esa DGCA en su momento  y que, al parecer no se ha usado en ninguno de los expedientes sancionadores  relacionados con el vertedero”.

 

Se  limitan a decir que estos trabajos de toma de muestras y caracterización de las  muestras extraídas deberán ser realizados ”por una empresa acreditada por ENAC  en el ámbito de inspección de residuos, suelos potencialmente contaminados y  aguas subterráneas  asociadas, quedando bajo la responsabilidad de la misma  que los trabajos se realizan en el ámbito de su acreditación, de forma adecuada  de acuerdo con lo especificado en los informes, asi como de la fiabilidad y  representatividad de los datos obtenidos y de la veracidad de los mismos” En  resumen, que la DGCA deja en manos de Reyval y de la empresa contratada por ella  al efecto  el control de las catas y por tanto de los resultados de las  analíticas y de la toma de muestras de los vertidos, lo que asegura un resultado  positivo para la empresa, pues al final es Reyval la que tiene que pagar a la  empresa auditora los trabajos de control, lo que condiciona, de manera evidente,  los resultados.

 

No  podemos dar crédito a la respuesta a nuestras peticiones de control por parte de  esa DGCA y de la CHJ en la realización de las catas y analíticas posteriores,  dejando el  control de las responsabilidades de la empresa Reyval en la  contaminación del acuífero superior y de las aguas superficiales del barranco  del Regatell, que debería ser público, en manos de una empresa privada  contratada por Reyval, amparándose en la falta de competencias y  de otras  leyes que permiten que la administración pública se pueda lavar las manos al  estilo de Pilatos.

 

PLATAFORMA  CIUTADANA NO A LA CONTAMINACIO/ASAMBLEA NO A LA  INCINERADORA8482301-cabreo-enfado-del-jefe-250x300

 

Sobre l'autor