10/07/2015 / CAVE COVA / VALENCIA / – Oxigenante alcalde Ribó Por María José Navarro

Oxigenante alcalde Ribó

Por María José Navarro

Buenos días alcalde, buenos días Joan Ribó.

Se me hace muy emocionante poder saludarte como alcalde de esta ciudad, de nuestra ciudad. Y digo NUESTRA con mayúsculas, porque así la siento, y sé que tu también. Nuestra, de TODAS y TODOS. De los del centro y de la periferia. De los ricos y de los menos afortunados. De los que tienen propiedades y de los sin techo. De los que han votado a derecha o a izquierda. De los niños, los ancianos, las mujeres, los homosexuales…

Como te decía, estoy emocionada e ilusionada, al igual que otros muchos ciudadanos y ciudadanas, por el giro político que se ha dado en nuestra ciudad y que era ya de absoluta necesidad, pues precisábamos de una renovación del aire político que se estaba haciendo irrespirable, llegando ya a unos límites de saturación, que de haber seguido como estábamos, algunas y algunos hubiéramos tenido graves problemas de asma institucional.

Pero bien, ahí está el cambio. Las urnas han dicho lo que la ciudadanía estaba reclamando. Y ha llegado el oxígeno a los municipios de la mano de partidos diversos… Partidos que van a tener que hacer grandes esfuerzos para gobernar en coalición, cosa que, estoy segura, va a reforzar esta democracia que tenemos y que se estaba agarrotando por falta de uso, pues con el bipartidismo y las mayorías absolutas, las articulaciones institucionales van perdiendo flexibilidad y van atrofiándose, como si una artrosis galopante se hubiera instalado en ellas.

Ese oxigeno tan necesario ha entrado directo al pulmón del Ayuntamiento de Valencia, que desde el primer día de tu entrada como alcalde, tiene las puertas abiertas para la ciudadanía y por allí ya han desfilado miles de valencianos ávidos de aires de renovación. Yo misma pasé por allí el otro día con la ilusión de quién entra en su casa después de un largo viaje. Y me encontré con muchos vecinos y vecinas que por allí andaban con una sonrisa en la cara y haciéndose fotos, muchas fotos, para poder decir a amigos y conocidos: yo también he entrado en mi casa y he salido a mi balcón a disfrutar de esa magnífica vista, que hasta hace nada, era solo para algunos privilegiados.

Ahora toca arremangarse y trabajar duro, pues mucho es lo que hay que hacer. Vais a tener que recomponer tantas áreas que han quedado dañadas por mal uso y desidia, que será necesario mucho arte e imaginación, pues lo de la “pasta” va a estar más complicado…

Y eso es lo que os vamos a pedir desde las organizaciones sociales. Vamos a reclamaros transparencia, vamos a pediros legalidad, vamos a estar expectantes a cada movimiento y también vamos a participar. Estaremos ahí, codo con codo, apoyando, ayudando, siendo conscientes del esfuerzo y de los contratiempos.

Queremos jugar con vosotras y vosotros, los que vais a representarnos, al juego de la democracia. Queremos formar parte del cambio.

unnamed (3)

 

 

Sobre l'autor