06-01-2011 Fomento mantiene en el aire la extensión de los cercanías hasta Vinaròs. El Ministerio demora de nuevo el estudio que ha de determinar la ampliación del servicio….

El Ministerio de Fomento mantiene en el aire la prolongación de la línea de cercanías de Castelló hasta Vinaròs, una reivindicación que reclaman desde hace años las poblaciones del Baix Maestrat. Esta medida está pendiente de un estudio de Renfe que ha de determinar su viabilidad y cuya presentación se ha aplazado tras anunciarse para finales de 2010. Renfe elude de momento concretar cuándo hará pública su decisión.


El Plan de Cercanías de la Comunitat Valenciana 2010-2020, presentado en abril por el ministro de Fomento, José Blanco, y el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, contempla la extensión del servicio de cercanías Valencia-Castelló (línea C-6) hasta Benicàssim, mientras supeditaba su ampliación hasta Vinaròs a las conclusiones de un estudio que definirá la necesidad de su ejecución. En el caso de que el Gobierno tire finalmente adelante, la medida consistiría en una prolongación del cercanías que une Valencia con Castelló. Primero se extenderá hasta Benicàssim, una acción que ya recoge el plan de cercanías, y posteriormente se conectaría hasta Vinaròs, siempre y cuando Fomento dé su visto bueno.


El secretario provincial del PSPV, Francesc Colomer, se reunió recientemente con el presidente de Renfe para abordar el estado de las infraestructuras ferroviarias pendientes de la provincia, y entre otras reclamaciones, le pidió celeridad con el desarrollo de la prolongación del servicio de cercanías hasta el norte. Colomer subrayó que el estudio sobre los trenes de Vinaròs está ultimándose y resaltó que volverá a mantener un nuevo encuentro con el responsable de Renfe en el que prevé una mayor concreción sobre el calendario de actuaciones. “Le hice un recordatorio de la agenda ferroviaria de la provincia, ya que los dirigentes del PP eluden su función”, apuntó.


Sobre la prolongación de Castelló a Benicàssim,que contemplan el Plan de Cercanías de la Comunitat Valenciana, el dirigente socialista apuntó que podría estar operativa en 2015, aunque puntualizó que por ahora no hay una fecha cerrada.
Sea como fuere, la demandada extensión de los trenes de cercanías a Vinaròs sigue siendo una incógnita pese a la presión social y política. Han presentado mociones reclamando su ejecución los ayuntamientos de Vinaròs, Benicarló, Peníscola, Alcalá de Chivert, Torreblanca, Orpesa y Castelló, además de de la diputación provincial y las Corts Valencianes. Vinaròs constituyó en 2008 una plataforma vecinal que desde entonces ha reclamado la mejora de las frecuencias entre Vinaròs y Castellón.
Castelló y Vinaròs están comunicados diariamente por solamente 9 trenes de clase regional o Euromed, que dan servicio a una población de 275.637 vecinos, frente a los 63 que, por ejemplo, conectan la capital de la Plana con Valencia.Los ayuntamientos de la comarca del Baix Maestrat han aportado informes que reflejan que entre 1.500 y 2.000 personas, sobre todo estudiantes de la Universitat Jaume I de Castelló, podrían usar a diario el servicio si se mejoraran las prestaciones actuales.

 

Sobre l'autor